Tienda Online TBKBike

Proyectos curiosos que la madera ha dejado a la historia

 

 

De manera casi imperceptible, la madera nos rodea en nuestra vida diaria y ha sido un elemento fundamental para la innovación a lo largo de la historia. Y para dejar constancia, hoy os ofrecemos una lista de objetos que fueron fabricados en madera y que seguro desconocías. Y si aún después de leer este artículo te sigues preguntando qué es lo que nos atrae de este material para la fabricación de nuestros cuadros, pásate por nuestro apartado “only wood”.

Mosquito, el avión de madera de la Segunda Guerra Mundial

El De Havilland Mosquito, fue un avión de combate británico de madera que destacó durante la II Guerra Mundial. Originalmente fue concebido como un bombardero ligero, rápido y sin armas, aunque finalmente se convirtió en unos de los aviones más versátiles de la Guerra. Sirvió en la Royal Air Force (RAF) y a muchas otras fuerzas aéreas, tanto en la II Guerra Mundial, como en la posguerra, combatiendo en Europa, Centro y Extremo Oriente y en el frente ruso.

En 1936 la RAF encargó a una serie de compañías para que presentaran sus diseños de un avión. Una compañía llamada De Havilland respondió de una forma curiosa: un bombardero construido casi por completo de madera. En un principio le sugirieron a la compañía aérea que modificase su idea, pero el personal de De Havilland estaba convencido de que su idea poco ortodoxa tenía cierto mérito. Efectivamente, se convirtió en unos de los aviones más destacados de la II Guerra Mundial. 

El Mosquito fue conocido cariñosamente como el "Mossie", "La Maravilla de Madera" o "El Terror de Madera".

La madera como forma de descanso: almohadas

Las almohadas han formado parte de nuestra historia desde tiempos muy antiguos,  pero seguro que no sabías que las primeras almohadas de la historia fueron de madera. En las tumbas de los faraones y personas de clase social alta del antiguo Egipto se han encontrado almohadas de madera con una hendidura central que servían para reposar la cabeza. 

En la cultura china se creía que las almohadas hechas con materiales suaves no lograban espantar a los demonios y, además, hacían perder energía y salud, por lo que echaron mano de materiales duros, como la madera.

En Japón las Geishas utilizaban también almohadas de materiales duros, de tamaño más pequeño,  para  mantener el cuello elevado durante el descanso. Debido a la dificultad de sus peinados, las Geishas aprendía a dormir con una especie de pequeño alzador de madera llamado Takamuara y cubierto con un cojín de algodón debajo de sus cabezas.

Actualmente versiones más evolucionadas de estas almohadas de madera se siguen comercializando en algunos países por sus capacidades para mejorar el arco cervical, la postura, liberar tensiones y masajear la espalda.

El yate de vela más grande del mundo es de madera

Se llama Dream Symphony  y  con sus  141 metros de largo y 18 de ancho es el Yate a vela más grande jamás construido en el mundo.

Lo que hace que el proyecto sea particularmente fascinante es el hecho de que la construcción es predominantemente de madera. La madera utilizada es la de Iroko, una madera africana muy resistente que tendrá la tarea de absorber impresionantes cargas de trabajo producidos por la compresión de los mástiles, del aparejo y el estrés de las olas.

Un mango de madera para los martillos

Y algo tan común como un martillo. ¿Nunca te has preguntado por qué el mango de un martillo es de madera? Pues para no modificar demasiado el centro de masa del conjunto, ya que la densidad de la madera es mucho menor que la del hierro.

De este modo se logra que el golpe del martillo no produzca fuerzas en la mano que lo empuña. Además, en estas condiciones, toda o casi toda la energía cinética del martillo se transfiere al trabajo que se desea efectuar.