Tienda Online TBKBike

200 años volando sobre dos ruedas

 

 

La primera bicicleta de la historia era de madera y se empujaba con los pies. Hoy 19 de abril se celebra el Día Mundial de la Bicicleta y este año el evento coincide con el 200 aniversario de su invención. Desde TBK Bike recuperamos la historia del que consideramos uno de los grandes inventos de la humanidad.

Mucho hemos pedaleado desde aquel primer prototipo de bicicleta diseñado en madera por el barón alemán Karl von Drais. Doscientos años exactamente. Karl von Drais es considerado el inventor de la bicicleta moderna y respondió con esta nueva máquina a diversas crisis de la época.

                                                                                      Una réplica de la bicicleta de Karl von Drais. (EFE)

Pero como la historia nos ha venido enseñando con otros grandes inventos, von Drais no pudo sacar provecho económico de su creación. El inventor e investigador alemán murió en 1851, empobrecido y lleno de enemigos por su apoyo a movimientos revolucionarios liberales que lo llevó incluso a renunciar a su título nobiliario. Su primitivo vehículo de madera lo bautizaron como “draisiana” y más tarde como “velocípedo”. El artefacto producido por Drais se parecía, en esencia, a las bicicletas actuales aunque le faltaban los pedales. Esta bicicleta se movía impulsaba alternativamente con los dos pies, como si estuviera corriendo. A su creador lo convirtió en el blanco de burlas.

                                                                                 En Eurobike 2016, junto a una réplica de la bicicleta de von Drais

La invención de la bicicleta es una consecuencia de la erupción del volcán Tambora (Indonesia), en 1815, que trastocó el clima, con heladas que afectaron a las cosechas en todo el mundo y hubo que matar a los caballos para comer.

El clima se serenó en 1817, pero el precio del grano alcanzó su punto máximo. Justo entonces, en junio de 1817, Karl von Drais dio en Mannheim (Alemania) la primera vuelta montado en el vehículo de dos ruedas que acababa de inventar en su búsqueda de un sustituto para el caballo.

En esas circunstancias, el invento de Drais se expandió relativamente rápido, aunque el auge duró una década hasta que, después de la normalización de las cosechas aumentó otra vez el número de caballos. Después el invento de Drais cayó durante décadas en el olvido.

En 1867 Pierre Michaux presentó, en la exposición universal de París, una bicicleta con pedales que causó euforia y desató el segundo auge del invento que Drais ya no pudo ver.

Aquel modelo de entonces ha sufrido numerosos cambios y versiones hasta convertirse en lo que hoy conocemos. En el siglo XX se avanzó en diseño, materiales y seguridad. Y fue el siglo de la universalización de la bicicleta, que siempre ha estado relacionada como un medio de trasporte limpio, ecológico y saludable.

Y llegamos al siglo XXI con las bicicletas de paseo, montaña, plegables y eléctricas. Estamos convencidos de que la madera, por sus características únicas, alcanzará un valor inigualable en su diseño en los próximos años. Y, por supuesto, las bicicletas seguirán constituyendo un medio de transporte importantísimo, además de un medio extraordinario para el ocio y el deporte.